Averías en calderas

    Las Calderas son aparatos muy eficientes y muy utilizados para calentar agua, aunque cada vez son más eficientes y más avanzadas tecnológicamente hablando, no están exentas de sufrir averías por el uso, por un mal uso o por otros incidentes.

    El mero hecho de usar la caldera todos los días provoca el desgaste de algunas de sus piezas, lo que a largo plazo suele traducirse en algunas averías que requieran el cambio de algunas de sus piezas.

    No usar la caldera también puede ser motivo de averías pues existen piezas que de no funcionar se oxidan y se deterioran.

    En ocasiones las calderas se averían por otras causas como una subida de tensión eléctrica o un exceso de cal en el agua.

    Un mal uso puede ser el motivo de las averías más graves que puede sufrir su caldera pues estas averías vienen dadas por falta de mantenimiento o por descuidar la caldera.

    Entre las averías más comunes podemos encontrar: La caldera pierde agua, no calienta el agua de uso sanitario, no funciona la calefacción, la caldera se bloquea y muestra un mensaje de error, al conectarla saltan los plomos, la llama no es de color azul, no llega a la temperatura necesaria, huele a gas, la llama no se enciende, existe un fuerte olor en la zona de la caldera. Si detecta cualquiera de estas averías contacte con una empresa lo antes posible, apague la caldera, cierre el gas y abra la ventana.

    Reparación de calderas en Madrid

    Atención: 9:00 – 20:00

    Los logos y marcas expuestos en este sitio web, pertenecen a sus titulares y están protegidos por las leyes de copyright. No se venden recambios por separado. No somos el servicio técnico oficial, somos un servicio técnico de las marcas.