Al utilizar nuestra web www.reparacioncalderasenmadrid.es, usted acepta el uso de cookies de conformidad con nuestras políticas. Más información Tic Cookies Reparacion Calderas madrid

Somos una empresa autorizada por industria para la Reparación de Calderas

  • Reparacion Calderas Madrid Certificacion ministerio
    Reparacion Calderas Facebook Reparacion Calderas Twitter Reparacion Calderas Google+ Reparacion Calderas Blog

  • Telefono Reparacion de Calderas Madrid 91 424 96 77

    Movil Reparacion de calderas Madrid 622 073 365


Ahorrar Energía usando Calderas



Reparación Calderas Madrid - Como Ahorrar Energía

En la actualidad existen muchas marcas de calderas con sus respectivos modelos, esto hace que tengamos mucha variedad dónde elegir la caldera perfecta para nuestras necesidades.
Reparacion Calderas Ahorrar Energia
Las calderas comerciales para el hogar, podemos clasificarlas en 3 rangos: Es una aproximación solamente para hacer una idea de la potencia que necesitaría.

En casas de hasta 110 m², con potencia de 23 KW, nos dará la suficiente energía para alimentar de calefacción todo el hogar. La potencia traducida en la calefacción que obtendremos significa solamente que tardará más tiempo en calentar los radiadores.

Como Ahorrar Energía en calderas de condensación


Reparacion Calderas Condensacion Las calderas de condensación pueden llegar a ahorrar un 35% de energía frente a otras calderas. Cabe destacar que estas calderas tienen un precio mayor, pero tendremos una caldera ahorrativa. Son una solución muy eficaz a largo plazo.

Este tipo de calderas reducen en más de la mitad la emisión de CO2 a la atmósfera en comparación con otras calderas.

Las calderas de condensación aprovechan el calor de los condensados para volver a calentar el agua, con un mecanismo de salida de humos con una verticalidad especial para que los condensados calientes bajen a la caldera y se evacuen por el desagüe.

Como Ahorrar Energía gracias a calderas de Bajo NOx


Reparacion de Calderas Bajo NOx El gas NOx (Óxido de nitrógeno) afecta de forma negativa a la atmósfera, este gas se libera al realizar la combustión del combustible en nuestra caldera.

Las calderas de Bajo NOx han reducido la temperatura a la que se realiza la combustión, liberando menos óxido de nitrógeno a la atmósfera, pero consume más gas y tiempo para calentar el agua, por lo que recomendamos las calderas de bajo NOx de eficiencia 5 cuyo consumo de gas es más parecido al de las calderas convencionales liberando menos NOx que estas y siendo más económicas.

Las calderas de bajo NOx de eficiencia 5 son calderas estancas, es decir, cogen el aire para la combustión del exterior de la vivienda.


Consejos ahorrar energía en caldera

Es bueno tener en cuenta la siguiente lista de consejos para conseguir un ahorro de energía con su caldera:

  1. Realiza el mantenimiento en tu instalación


    Un buen mantenimiento de tu caldera y tu circuito de calefacción ayuda a reducir el consumo dentro de lo posible.

    Debe realizar una revisión de su caldera y de su circuito de calefacción al inicio y al final de la temporada. Sigue las instrucciones del fabricante en cuanto a las operaciones de mantenimiento.



  2. Déjate asesorar por un profesional


    Consulte con su técnico acerca del tipo de caldera que tiene instalada y el rendimiento estacional de la misma ya que es más importante que el rendimiento instantáneo. En calderas antiguas no llega habitualmente al 70%.

    Interésese por las nuevas tecnologías en calderas individuales, calderas de bajo NOx o condensación que tienen ahorros muy significativos respecto a las calderas convencionales.

    Si su caldera tiene muchos años, debe plantearse su cambio inmediato, no espere a que falle.

    En una vivienda que tenga un gasto de aproximadamente 1200 euros/año una caldera de condensación se amortiza en cinco años.

  3. Regulación, control de caldera y termostato ambiente


    Compruebe el tipo de control que dispone su instalación. Si tiene un termostato de ruleta piense que requiere atención continua para optimizar la temperatura. Le recomendamos la colocación o sustitución por un crono-termostato con programación.

    Busque aparatos que tengan control PID proporcional derivativo, optimizará aún más el consumo de su caldera. Consulta a los instaladores y mantenedores autorizados y evite comprar a la ligera, no todos los termostatos digitales programables son adecuados.

    Compruebe la ubicación de su termostato. Su ubicación óptima es en una pared enfrente de un radiador, donde se produzca una circulación de aire adecuada, donde no le incida la radiación solar directamente y sin obstáculos que no dejen circular el aire correctamente tales como puertas, cortinas, etc.

    Revise las temperaturas de calefacción y agua caliente sanitaria en la caldera. Poner la temperatura de calefacción muy alta para los radiadores consume más energía sin ser esta útil para su confort.

    Controla bien la temperatura de confort y económico (día y noche), pequeñas variaciones de 1-2ºC suponen un 10% de gasto extra, esto se nota significativamente en su factura a largo plazo.

  4. Coloca válvulas termostáticas en tus radiadores


    valvulas termostaticas Normalmente controlas la temperatura de toda tu vivienda a través del termostato ambiente, siendo el único elemento para todas las estancias.

    Un elemento sencillo para el control de temperaturas de las estancias es la válvula termostática de radiador. Es un elemento que controla la temperatura ambiente en la propia llave del radiador, que es fácilmente regulable mediante una escala con números que pueden ir desde 1 hasta 5.

    Aprovecha antes de la próxima temporada de calefacción y sustituye las llaves de radiador de tu vivienda.

  5. No uses la calefacción 24 horas al día


    Advertimos que no es cierto que una calefacción gaste menos por estar conectada todo el día. No debes poner tu calefacción a la temperatura de confort en régimen continúo (24 horas) el régimen de funcionamiento ideal para tu calefacción es confort durante el horario de ocupación y uso diurno calentando las paredes, muebles, suelos, techos, ventanas, puertas, etc. que después regresarán el calor acumulado al ambiente.

  6. No obstaculices los radiadores


    Los radiadores funcionan por convección. El aire frío cae por densidad al suelo y al entrar en contacto con la superficie caliente del radiador rápidamente sube hacia el techo del local.

    Este fenómeno se conoce como convección y genera una circulación natural del aire a través del radiador.

    Debe evitar por tanto usar los radiadores como tendedero o taparlos con cortinas, muebles, etc. ya que la eficiencia de la calefacción disminuye hasta un 25% al romper la corriente de aire llamada convección y para conseguir la temperatura de confort necesita el equivalente en combustible.

  7. Purgado y revisión de la instalación al comienzo temporada


    Cuando comience la temporada llame a su técnico y procure purgar correctamente los radiadores, sobre todo los que no calienten uniformemente y hagan ruido.

    Bastará con abrir los tornillos de purga con un destornillador o moneda y un vaso o recipiente para recoger el agua hasta que salga limpia.

    Si tienes que rellenar de agua habitualmente deberá llamar a un técnico para que compruebe su instalación y su caldera.

  8. Cierra persianas y cortinas por la noche


    Al anochecer es conveniente bajar persianas y correr las cortinas porque realizan un efecto de capa aislante que puede llegar a ahorrar hasta un 5%, haciendo que el calor almacenado en paredes y muebles durante el día sea devuelto a la vivienda a lo largo de la noche.

  9. Revisa puertas, ventanas y cerramientos


    Las puertas, ventanas y cajas de persiana de tu vivienda son los puntos críticos que generan hasta el 30% de las pérdidas por transmisión e infiltración.

    Deberás revisar las juntas de estanqueidad y el sellado de las mismas cada temporada; te ayudará a disminuir el consumo o en su caso a no aumentarlo.

  10. Regular la temperatura de la caldera al nivel adecuado


    Las calderas suelen estar a una temperatura de entre 70º y 80º lo que hace que, en invierno necesitemos mezclar agua caliente y fría en el grifo de la ducha para no quemarnos, de esta forma estamos malgastando energía, manteniendo el agua a una temperatura excesivamente alta. Una temperatura del agua de entre 50º y 55º es suficiente para una casa. En verano, con 45º bastaría. Cada 5º de diferencia en la temperatura de la caldera supone un 4% de gasto energético.